Agujetas y Resultados

La relación entre agujetas y resultados está muy extendida en este sector y es uno de los mayores mitos que se escuchan en los gimnasios y entre la gente que practica deporte. Este mito dice que, si después del entrenamiento no tienes agujetas no sirve, no has entrenado suficientemente duro o, incluso, que no ganarás masa muscular. Este pensamiento, naturalmente, es erróneo.

Este es un tema que interesa tanto a entrenadores, deportistas como investigadores. No se sabe al cien por cien qué son las agujetas, pero una de las teorías más plausibles es aquella que habla de micro-roturas microscópicas, que causan una inflamación del tejido conectivo. El movimiento excéntrico (cuando el músculo se contrae y estira a la vez durante un ejercicio) es el causante de un mayor número o mayor grado de agujetas. Los ejercicios isométricos (ejercicios donde no hay acortamiento ni estiramiento del músculo) provocan un menor grado de estas. En cambio, la fase concéntrica de los ejercicios (donde el músculo se contrae y acorta) no presenta ninguna relación con las agujetas.

Consultamos las bases de datos para ver que aportan a este tema. El siguiente estudio (Flann, LaStayo, McClain, Hazel, & Lindstedt, 2011) muestra que se consiguen los mismos resultados en hipertrofia y fuerza independientemente de que haya daño muscular, rompiendo el mito de que sin agujetas no hay resultados. En la siguiente tabla se ve claramente como el grupo pre entrenado y el grupo principiantes tienen valores muy similares en la ganancia de fuerza e hipertrofia.

agujetas-y-resultados
Tabla 1: Diferencia de Fuerza e hipertrofia del Cuádriceps entre los 2 grupos (Blasco et al., 2012).

Además, el grado de dolor de las agujetas varía de un sujeto a otro así como de los distintos grupos musculares. No hay ningún tratamiento cien por cien efectivo para las agujetas. Estiramientos, electro-estimulación, “cardio” de baja intensidad y muchos más han resultado no ser útiles en el tratamiento de las agujetas (Connolly, Sayers, & McHugh, 2003). Uno de los pocos mecanismos efectivos, junto con la toma de antiinflamatorios no esteroideos (más problemas que beneficios), para reducir el dolor, es la suplementación con proteasas, en especial, la bromelina (Blasco et al., 2012). Aunque, el mejor método para prevenirlas es una correcta planificación del entrenamiento y de los ejercicios seleccionados para que tengamos una progresión adecuada.

Enric Molla
Personal Trainer

Blasco, R., Rubio, J., Anguera, A., Ayllón, A., Ramos, D., & Jiménez, J. (2012). Suplementación con bromelina en el daño muscular producido durante el ejercicio físico excéntrico. Estudio bromesport. Archivos de medicina del deporte, 29(150), 769-783.

Connolly, D. A., Sayers, S. P., & McHugh, M. P. (2003). Treatment and prevention of delayed onset muscle soreness. J Strength Cond Res, 17(1), 197-208.

Flann, K. L., LaStayo, P. C., McClain, D. A., Hazel, M., & Lindstedt, S. L. (2011). Muscle damage and muscle remodeling: no pain, no gain? J Exp Biol, 214(Pt 4), 674-679. doi: 10.1242/jeb.050112

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s